"Internacionalmente" hablando....

Moriremos lentamente…

Siempre he convivido con la contaminación, es mi compañera de existencia. En las calles cuento con “compañía” indeseable, me percato de ello pero después de unos segundos, la olvido. Me encuentro en el bulevar más transitado de mi ciudad esperando que la luz roja del semáforo cambie y me permita pasar, cuando ¡Boom! Tengo un baño gratuito de humo gracias a los autos y transportes públicos que transitan cerca de mí, me ahogo, toso, me lagrimean los ojos pero después de algunos minutos y unas cuantas maldiciones, lo olvido. El agua se desperdicia, la basura está en todos lados, el aire se contamina, ¡Llegamos a contaminar el espacio! ¿Qué especie no humana puede darse el crédito de haber contaminado el espacio?  OMG!

La contaminación ha sido inevitable hasta ahora, sin embargo, el cambio depende de nuestra DESICIÓN. (O que veamos la muerte tan cerca, que nos veamos OBLIGADOS a cambiar / Lo que sea que pase primero)

La Ciudad de México se encuentra rodeada de contaminación en el aire, ¿Ya vieron las noticias? Entonces no debo de agregar más. Si, es considerable, tanto que inició la Fase I de Contingencia Ambiental hace algunos días! Y persiste.

Los efectos en la salud son dañinos para todo ser vivo. (Cómo lo vimos en nuestras clases de primaria, secundaria y/o preparatoria en la materia de Ciencias Naturales) En el caso de los humanos se resumen en: daños al corazón, vías respiratorias, cáncer de pulmón, etc. Más información aquí

Las medidas aplicadas por el Gobierno para reducir los efectos son: no salir de casa y reducir la circulación de vehículos. ¡Una solución temporal! Mientras duran los problemas.  Más información aquí

¿Alarmante? Pues…. Además del caso reciente en la ciudad de México, estoy segura que han vivido estas situaciones:

*Llegan las estaciones antes o después de “las fechas comunes”.
*Temperaturas cada vez más extremas y altamente variables, logrando tener en un día las cuatro estaciones del año en algunos lugares.
*Llegan las lluvias , hay inundaciones…..

Entonceees, estamos a punto de reaccionar, tenemos la respuesta “en la punta de la lengua” pero decidimos que la culpa la tienen todos (menos nosotros, obvio, porque nosotros somos santos ¡Ja!)

La realidad es que nuestras creaciones nos delatan, son nuestras armas para cometer suicidio. El planeta está muriendo, lo sabemos y no nos importa. Sabemos la realidad pero no estamos conscientes de ello ¿No me creen?

¿Han medido su Huella Ecológica?

La huella ecológica es un indicador que nos muestra en pocas palabras, cuántos planetas necesitamos para vivir de acuerdo a nuestros hábitos actuales.

Revisa cuantos planetas necesitamos, si todos viviéramos igual que tú >>> aquí ¡Te llevarás una gran sorpresa!

Si trabajamos en cambiar nuestros estilos de vida, por uno más amigable con el medio ambiente, tal vez logremos que nuestras próximas generaciones eviten preguntar:

¿Qué son los delfines?
¿A qué huele una flor?
¿De qué color es un lago?
¿Para qué sirve un árbol?

De lo contrario, moriremos lentamente. There’s no other way!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s